Blogia
joseluisgamboa

IGUAZÚ

He estado todo el día en las cataratas de Iguazú.  Primero se pilla un colectivo: "El Práctico".  Por ocho pesitos ida y vuelta.  ¿Quiere un paseo de aventura, es decir, ir con una lancha recorriendo la media luna que genera la isla de San Martín, de catarata a catarata.  30 pesitos. Bien, vale.

Después de tomar el boleto,  te recomiendan empezar por un centro de interpretación de la selva al que no va nadie sino yo.  No está mal.  Mucha gente vendiendo cosas para turistas, sobre todo indios guaraníes (creo): arcos, cerbatanas, maracas y quincalla.  También se puede comprar chucherías con piedras preciosas (semi): amatistas, lapislázuli, corindón y otras de variado nombre que no tienen la gentileza de escribirlos.  ¿Qué es esta piedra, por favor?.  Sesenta pesos.  Yo había preguntado por el material.  Ya se le dijo (Será pesado el gallego este...)

Un breve paseo por un reducto de selva.  Luego tomas un tren chiquitito y "ecológico" que te lleva a... "La garganta del diablo", este diablo debe tener muchas cabezas y cuernos y muchas gargantas.  Yo ya conozco varias.  Un pase de un cuarto de hora a través del río y empiezas a oir el caer del agua.  Algo inenarrable ver como caen esa miriadas de toneladas de agua levantando fragor y arcos iris.  Una vez sobre puestos y hartos de belleza tornamos tras nuestros pasos , agarramos de nuevo el trencillo (aquí se ríen si dices de coger un tren, pero, ¿de donde se agarra el tren?  Bueno te montas y en un momento tienes que optar: ¿camino alto o bajo?  Yo para abajo, y más fragor, y más cataratas, sencillas, pequeñas, enormes, gemelas trillizas, macho, hembra, mosqueteras... incroyable.

Con una barquita he pasado a la isla de San Martin para seguir viendo grandes cascadas desde difrentes perspectivas.  Tras retornar al continente he tomado la barca de la Gran Aventura consistente en que te llevan bajo las diferentes cataratas y te duchas.  ïntegro.  Te apabilas, te falta la respiración y la gente jalea al "capitán" de la nao para que la vuelva a sumergir bajo la ducha producida por las cataratas de Iguazú.  He tenido la prudencia, dentro de mi candor gallego, de introducir los objetos más importantes: dinero, tarjetas, cámaras en una bolsa impermeable, pero todo lo demás ha quedado como si me hubiera caido al agua.  A principio bien, empiezas a entender porque esas tías tan buenas y tan rubias iban con bikini, por qué los "marineros" se ponen trajes como si fueran a pescar al Cantábrico y tú mojao.

¡Qué se le va a hacer!  Espero no agarrar un fiebrazo por la mojaura.

Ya se sabe que cuando bajas una ladera, luego la tienes que subir y más si tienes que seguir el sendero alto.  Es alto porque subes.  Y sigues viendo cataratas.  El caso es que mientras hacía fotos he visto que el ríó entre los múltiples brazos en los que se divide su cauce, treinta metros antes de precipitarse y convertirse de río en cascada, es un suave regato.

Llega un momento que te hastía el vino Torrontés, bueno llegará, todavía no y hasta las cascadas.  Así que meñana me voy a ver el lado brasileño, porque dicen que tiene mejores vistas.  Iré también a la presa de Itapú, la mayore del mundo (para eso la hicieron los dictadores, ellos, tan megalómanos, pobres).

Me he dado una ducha caliente para entrar en calor, claro.  Además las duchas frías vienen solas.

Está confirmado que llego el jueves a BsAs: tengo billete y habitación.  Objetivo bailar tango.  Pero primero seguiremos machacando nuestro huesos de turista en Iguazú.

Que los terremotos os sean propicios (España de terremotos y yo, aquí, con estos pelos).

Tenía decenas de correos, pero todos basura (spam) (juego y viagra) y pesca (fishing)(pero, puede haber tontos que piquen?  Mira que redactan mal...)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres