Blogia
joseluisgamboa

Zapaquira y Fuquené

Llevo todos estos días aquí en Bogotá diríamos que “esperando a Bruno”.  Bruno está en Cali y se supone que hoy vuelve y haremos un taller para orientar el trabajo acá.

Ayer al acabar la tarde estuvieron por la casa dos compañeras de Medellín y Barrancabermeja y por  ellas me enteré que seguramente iré allí con lo del taller de marionetas.

En la casa de la red de solidaridad con Colombia estamos ahora tres italianos, una yanqui, una irlandesa llena de militancia que se fue ayer, a algo, pero volverá por acá, un austriaco  un para de españoles.  Hoy vendrán más.

Bogotá tiene poquito que ver desde el punto de vista turístico: La Candelaria, es decir el antiguo barrio colonial, con sus casas pintadas de vivos colores (los he visto mejores, por ejemplo en Granada, Nicaragua) y algún museo con obras de Botero.

Aquí la gente va con ropa de invierno  Había una chica en el café de la Librería Nacional leyendo y tomando notas con guantes.

Salir por la noche, al menos en plan lobo solitario, está un poco crudo.  Los italianos solo están esperando la fecha de su regreso en esta semana (llevan en Colombia más de cuatro meses).

Ayer me fui para Zapaquirá en el norte de Cundinamarca.  Llovía y tenía un aspecto feo, feo así es que me fui para Ubaté que sí me gustó.

Aquí tienen una cosa que llaman Milenium y no es otra cosa que un metro de superficie pero que es complicadísimo, hay que llevar manual de instrucciones, porque corres el riesgo de acabar en cualquier sitio menos en donde quieres.

Bueno, aquí me quedo, 8:12, esperando a Bruno.

Bruno!!!!!!!!

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres