Blogia
joseluisgamboa
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

IRUYA-HUMAHUACA-TILCARA-PURMAMARCA-JUJUY-SALTA

Visto así todo seguido:Iruya-Humahuaca-Tilcara-Purmamarca-Jujuy-Salta, tiene algo de cíptico o de jeroglífico, de adivinanza.  Parece que el final vas a decir: La gallina.

Me marché de Iruya antes de lo previsto:había dos colectivos que volvían a Humahuaca uno a las dos y otro a las tres.  Así que agarré el de las dos que es el que menos pasajeros suele llevar (al menos no iba a rebosar y me pedí un asiento de ventanilla para poder hacer todas las fotos que no `pude hacer en el viaje de ida.  Agoté una tarjeta de un giga y una pila.   En Iruya aún pude llegar a saludar a mi hermana en se cumpleaños.

Como ya he repetido lo mejor de Iruya para un viajador compulsivo como yo es el vieje en sí.  Luego si uno tiene ganas de sumergirse en el mundo mágico-hippy-ancestral pues va i se queda (pero yo me quedaría antes en cualquier pueblo del Pierineo que en Iruya.  Además a 3000 o 4000 msnm no hay nada, como el dice el poma del coya que escuche en Tilcara y ayer en Purmamarca.

En Humahuaca ui a ver el museo del folklore y estaba cerrado.  De obras.  Como no teía ninguna gana de ir arrastrando aletas ni ir arrastrándome a mí, pacté un precio con un taxista para ir a buscar el equipaje que había dejado en Malka, en Tilcara, y que luego me llevara a "El rincón de Claudia" en Purmamarca.  Por 90$ salió bien la jugada (¡a dividir por cuatro!).  Un dinero de lo mejor empleado.

El rincón de Claudia una lástima:  Yo he salido con la sensación de que la vieja es una rata: no había agua caliente ayer, ¡ni hoy! (ya no vaía la excusa dada ayer), ni papel en ninguno de los 4 lavabos.  Naturalmente el único que protestó, yo.  Los demás que además salieron del rinconcito antes que yo, no sé con qué se limpiaron el culo.

Estuve recorriendo el pueblo que se hace en dos patadas:  una plaza llena de vendedores de objetos de artesanía, que entre ellos y los turistas deben sumar como el triple de los autóctonos y todo lo demás en torno a la plaza.

Purmamarca es famosa por el cerro de los siete colores y porque es el punto de salida para el Lago Salado.  Bueno  estuve un buen reto platicando de política con una platense llamada Victoria miesntras cenaba y escuchábamos a un músico indígena, que se le había indispuesto el guitarrero y que a pesar de todo llenó todo el tiempo con su saber hacer.

Los franceses de este hostel (huéspedes como nosotros, unos cretinos, corroborado entre varios.

Por los alrededores inmediatos del pueblo, me resisto a llamarlo ciudad, aunque figure en el mapa, decía que hay un recorrido a pie para ver el cerro de los siete colores.  Está bien el paseo pero los cichos colores parecen, dan la sensación de ser escombreras.  No lo son, pero lo parecen.  El color rojizo de la arcilla, el blanco, el verde, el violeta y laspicado de tucas, unos inmesos cactus que hay por aquí.  Aveces generando casi bosque.  Dicen que cuando hay muchas tucas, sobre todo en promontorios señalan altiguos punkaras.  En un momento determinado, son realmente espectaculares estos casi bosques.

Construyen casas y objetos y artesonados con madera de tuca, por ejemplo el techo de la iglesia de Santa Rosa de Lima una iglesita parecida a las que conozca de esta zona tanto del lado argentino como del lado chileno.  Blancas (amarillas) ingenuas y sincréticas en sus detalles ornamentales.

Luego me he ido con un colectivo a ver el gran lago de sal.  Eso si que es todo un espectáculo: tanto la subida al collado a 4100 msnm desde donde se ve todas las curvas y recurvas de la subida y la inmensidad del enclava en medio de los Andes, como el recorrido por la Puna jujeña hasta llegar al salar.  Kilómetros cuadrados de salar, usado como mina de sal, como carretera hacia Chile (luego hay otra subida espectacular par pasar los Andes en dirección a Iquique) con esos caminos chilenos que miden un kilómetro de largo, como atracción turística en medio de la soledad y la blancura salina.  Guapa, guapo.

Entre las cosas que se van del tintero:  hoy en el viaje de vuelta la conductora ha puesto la radio y he recordado Nicaragua:  una radio utilizada como medio de comunicación público, porque no existe otro:  "Aviso a mi mamá, que llegaré mañana en el coletivo de las 2" "Felicito a mi ahijada..." "Aviso que a mi padre que no traiga el caballo porque..."

Ayer el payador anduvo preguntando la nacionalidad de los que estábamos y abundábamos los españols ¡cuantos gallegos andamos sueltosd por aquí, aunque a muchos, catalanes y vascos se les atragante el nombre de España.  Me jode.  Nadie lo entiende.

Y como ya no había nada que rascar he agarrado un colectivo de muerte hacia Jujuy y casi sin respirar otro a Salta.  Y aquí estoy de nuevo, caminito de Iguazú.  Mañana me queda una mañana y posiblemente la tarde y la noche de aupa.  A ver si aprovecho la estania den Salta.

Se me quedan muchos detalles en el tintero.  pero ustedes colaboran poco.  Hoy he recibido dos comentarios, hete aquí.  A ver si estimulan y consultan.

Chao

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

talo -

a ver si puedo joer
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

carolina -

pintor, tengo la impresión que las fortificaciones indígenas son pukaras no punkaras, bueno, así siempre lo he escuchado. No tenía idea que existían por allá lugares como los que describes.¿Puedes mandar fotos?, es que siempre me han fascinado esos pueblos que no pueden llamarse ciudad...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres